¿Estás por iniciar un negocio o deseas formalizar tu empresa? Entonces, es importante que conozcas cuáles son los regímenes tributarios a los que puedes acogerte. 

En el siguiente artículo, recopilamos las características más importantes de cada uno de ellos para que puedas elegir el más conveniente para ti.

¿Qué son los regímenes tributarios?

Los regímenes tributarios son las categorías mediante las cuales una persona natural o jurídica registra su negocio en la Superintendencia Nacional de Aduanas y Administración Tributaria (Sunat). Este proceso es obligatorio y establece la manera en la que se deben pagar los impuestos, así como los niveles de pago. 

Tipos de regímenes tributarios

De acuerdo al Gobierno peruano, existen cuatro regímenes tributarios en el Perú. Estos son:

  • Nuevo Régimen Único Simplificado (Nuevo RUS)
  • Régimen Especial del Impuesto a la Renta (RER)
  • Régimen MYPE Tributario (RMT)
  • Régimen General (RG). 

Cada uno de estos regímenes tiene sus propias características. Para elegir entre uno u otro régimen, es necesario tener en cuenta el tipo y el tamaño del negocio a registrar.  

A continuación, te explicamos el detalle de cada uno de ellos:

Nuevo Régimen Único Simplificado (NRUS)

Este régimen es ideal para las personas naturales que están por iniciar un pequeño negocio. El NRUS permite un límite de ingresos de S/ 8000 mensuales o S/ 96 000 anuales. Por otro lado, el nivel de compras no debe superar el límite mencionado. 

Respecto al valor de los activos fijos, estos no deben ser superiores a S/ 70 000 (con excepción de los predios y vehículos). En cuanto a los comprobantes que puede emitir, sólo se admiten boletas de venta y tickets. Cabe resaltar que no estos no dan derecho a crédito fiscal.

Sin embargo, la ventaja que ofrece este régimen es que no se requiere llevar libros contables. Por tanto, no es necesario presentar declaración anual. De hecho, solo es necesario realizar un pago único mensual, dependiendo del límite de ingresos de la persona natural.

  • Categoría 1: Si el límite de ingresos no supera los S/ 5000, el monto a pagar es de S/ 20 mensuales.
  • Categoría 2: Si los ingresos son inferiores a S/ 8000, pero mayores a S/ 5000, la cuota de pago mensual es de S/ 50.

Régimen Especial de Impuesto a la Renta (RER) 

Este régimen está dirigido a todas las personas naturales y jurídicas que perciban rentas de tercera categoría. Estas son aquellas rentas de naturaleza empresarial, es decir provenientes de actividades de comercio o industria y actividades de servicio.

Para acceder al RER, los ingresos no deben ser mayores a S/ 525 000 anuales. De igual manera, el límite de compras no debe superar el monto mencionado. Con respecto al valor de los activos fijos, estos no deben superar los S/ 126 000, excepto por los vehículos y predios.

Las personas registradas bajo este régimen pueden emitir todos los comprobantes de pago. Estos pueden ser facturas, boletas, notas de crédito y débito, guías de remisión remitente y transportista, así como comprobantes electrónicos. En cuanto a las declaraciones mensuales, el RER establece el pago de dos impuestos:

  • Impuesto General a la Venta (IGV): La tasa es del 18 % sobre el monto total recibido.
  • Impuesto a la Renta (IR): En sustitución al IR, se puede pagar el 1.5 % de los ingresos netos mensuales.

Cabe mencionar que, a diferencia de otros regímenes tributarios, el RER establece un límite de 10 trabajadores por turno. 

Régimen MYPE Tributario (RMT)

Esta categoría fue especialmente creada para las micro y pequeñas empresas que buscan potenciar su crecimiento económico. Es uno de los regímenes tributarios más convenientes, ya que la Sunat establece condiciones más simples. Esto con el fin de que las personas puedan cumplir con todas sus obligaciones tributarias. 

Algunas de las ventajas que ofrece este régimen, son:

  • Se puede realizar cualquier tipo de actividad empresarial.
  • Los tributos se pagan de acuerdo a la ganancia obtenida.
  • Permite emitir todos los tipos de comprobantes.
  • No hay límite de trabajadores.
  • No hay límite de compras.

Para acceder al Régimen MYPE Tributario es necesario que los ingresos netos no superen las 1700 UIT. De acuerdo al Decreto Supremo Nº 398-2021-EF, el valor de la Unidad Impositiva Tributaria (UIT) en 2022 es de S/ 4600 soles. 

Cabe señalar que los contribuyentes que se acogen a este régimen deben pagar dos impuestos de manera mensual: el impuesto a la renta y el IGV.

Régimen General (RG)

Finalmente, encontramos el Régimen General de Renta. Esta modalidad está dirigida a las medianas y grandes empresas que generan rentas de tercera categoría. Aquí se encuentran todas las personas naturales con negocio y personas jurídicas que desarrollan actividades empresariales. 

La principal ventaja de este régimen es que no existe límite de ingresos ni límite de compras. Además, se pueden emitir tipo de comprobantes, desde boletas hasta facturas electrónicas. Por otro lado, al realizar las declaraciones mensuales, es necesario el pago de dos impuestos: el IGV y el impuesto a la renta.

No obstante, en caso de haber pérdidas económicas, se pueden descontar de las utilidades de los años posteriores. De esta manera, puede darse el caso de no pagar Impuesto a la Renta Anual.

Respecto a la Declaración Jurada Anual, la tasa es de 29.5 % sobre la renta anual. Cabe resaltar que este régimen permite descontar los pagos realizados de manera mensual respecto al impuesto a la renta. 

¿Cuáles son los beneficios de formalizar un negocio?

Registrar una empresa bajo uno de estos regímenes tributarios otorga diversos beneficios:

Posicionamiento en el mercado

Ser una empresa formal permite transmitir mayor confianza al cliente. Y es que no es lo mismo realizar ventas al paso, que contar con un negocio establecido donde hay garantías sobre las transacciones que se realizan. 

Asimismo, brinda la posibilidad de expandir el negocio hacia el mercado internacional. Los empresarios pueden ingresar a grupos, asociaciones empresariales o gremios exportadores con la finalidad de obtener mejores beneficios en el sector exportador.

Evita el pago de sanciones económicas 

Los negocios son continuamente fiscalizados por la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (SUNAFIL) y la Sunat. Por tanto, si la empresa no se encuentra registrada, corre el riesgo de contraer multas que pueden afectar su patrimonio. Estas imposiciones varían según la actividad comercial y el número de infracciones tributarias cometidas.

Acceso a financiamiento 

Afiliarse a uno de los regímenes tributarios no solo evita el pago de multas, sino que abre las puertas del mundo financiero. De esta forma, los empresarios pueden acceder a préstamos y créditos bancarios que les ayuden a impulsar su negocio. Asimismo, abre la posibilidad de asociarse con otras empresas e incrementar su capital.

Participación de licitaciones públicas

Al cumplir con los requisitos formales, es posible ser parte de la lista de proveedores de las grandes empresas. Esto incluye al Estado, por lo que se puede aplicar a licitaciones públicas para trabajar en proyectos de gran envergadura.

¿Quieres registrar tu negocio bajo uno de los regímenes tributarios? En Villa Muzio & Asoc., contamos con un equipo de profesionales expertos en contabilidad y asesoría financiera que te ayudarán a hacerlo. No dudes en contactarnos al 947 328 915 (WhatsApp) o escribirnos al correo a [email protected] 

 

 

×

¡Hola!

Haga clic en uno de nuestros representantes a continuación para chatear en WhatsApp o envíenos un correo electrónico o [email protected]

× ¿Cómo puedo ayudarte?