¿Cuáles son las multas por declarar en un régimen tributario errado?

Si posees un negocio o deseas abrir uno, tienes la obligación de acogerte a uno de los tres regímenes tributarios comprendidos dentro de la renta de tercera categoría. Cada régimen cuenta con sus propias obligaciones y requerimientos que deberás revisar con mucho cuidado, pues declarar en un régimen errado podría ocasionarte graves consecuencias.

Primero, recordemos que cada régimen cuenta con un ingreso tope para declarar en él. Por ejemplo, en el RUS (Régimen Único Simplificado), los ingresos netos mensuales de tu empresa no pueden superar los S/.30 000 en un mes o los S/.360 000 en el año. Si en determinado momento, tu empresa sobrepasa el tope establecido, deberás ingresar al régimen que te corresponde en el siguiente mes de declaración. Si deseas optar por otro régimen, puedes realizar el cambio, siempre y cuando este se realice en los plazos establecidos y tu empresa cumpla con todos los requisitos.

Las obligaciones para cada régimen tributario son diferentes también. El monto del impuesto se fija de acuerdo a los ingresos brutos mensuales. En el caso del RUS existen cinco categorías con montos fijos, mientras que en el RER (Régimen Especial de Renta) y el RGR (Régimen General de Renta) se estipula un porcentaje.

Sin embargo, los porcentajes no son lo único que varían en cada régimen. Tanto el RER como el RGR cuentan con su propio código de tributo, el cual debe ser tomado en cuenta en el momento de la declaración. Por ejemplo, durante el primer año, el tributo del RGR equivale al 1.5% de los ingresos, al igual que en el RER. Si una empresa declara en un régimen que no le corresponde, por más que el porcentaje de pago sea igual, el sistema no reconocerá ningún pago. Esto puede considerarse como una omisión de declaración, lo cual conlleva una multa equivalente a 1 UIT.

Además de los códigos, las características de los pagos y las obligaciones contables también difieren en cada régimen. Los pagos en el RER son de carácter cancelatorio, mientras que en el RGR son a cuenta. Por lo tanto, los pagos mensuales hechos en el RER no serán tomados en cuenta en la declaración jurada anual.

Por último, en el RER sólo se requiere llevar libros de compras y ventas, mientras que en el RGR se necesita una contabilidad más completa. En caso de no cumplir con dichas obligaciones, el contribuyente será sancionado con una multa equivalente al 0.6% de los ingresos netos.

Por estos motivos, es importante que te asegures de declarar en el régimen tributario que te corresponde, pues una simple equivocación puede traerte más dolores de cabeza de lo que imaginas.

En Villa Muzio & Asociados te aseguramos una calidad óptima en asesoría contable y gestión de planillas, con una reputación precedida por clientes satisfechos. Somos un estudio contable en Lima y estamos listos para brindarte los servicios que requieres. No dudes en contactarnos al + (511) 6522016, 947328915 (WhatsApp) o escribirnos al correo a info@estudiocontablevmc.pe

Menú